Soy de esas personas que no tienen buenos consejos ni mil historias que contar, pero si algún día te sientes solo o sólo quieres hablar, allí estaré. No hablo mucho, pero soy buena oyente.





-¿Cómo estás?
+Muerta. Sin ganas de vivir. Hundida. Rota.
-¿Y por qué sonríes?
+Porque a nadie le importa lo que me pase o me deje de pasar.


Un millón de palabras no te traerán de vuelta, lo sé; lo sé porque lo intenté. Tampoco un millón de lágrimas, lo sé porque las lloré.


¿Te hacen daño? Haz tú el doble.


-¿Cómo estás?
+Sigo viva y respiro. Supongo que bien.

(vía canimagineall)


Unos fuman, otros beben, otros se drogan, otros se enamoran… Cada cual se mata a su manera.

Amelie.

Amelie.


Soy de esas personas que no tienen buenos consejos ni mil historias que contar, pero si algún día te sientes solo o sólo quieres hablar, allí estaré. No hablo mucho, pero soy buena oyente.


No te rindas solo porque las cosas se pongan difíciles.

Es loco pensar que en este preciso momento alguien está muriendo, alguien está engañando a su esposa, alguien está escribiendo una carta de suicidio, alguien acaba de perder a su hija, alguien fue diagnosticado con cáncer, alguien acaba de tener un accidente automovilístico, alguien está embarazada, alguien inhaló cocaína por primera vez, alguien fue secuestrado, alguien le quitó la vida a alguien, alguien violó a un familiar, alguien está firmando papeles de divorcio, alguien se suicidó, ahí, es ese preciso momento, mientras tú leías esto, todo eso pasó en alguna parte del mundo.